CABULLERIA     NUDOS     NUDOS_MONTAÑEROS     AMARRES     ANCLAJES     CONSTRUCCIONES_MAYORES     CONSTRUCCIONES_MENORES     USO DEL HACHA     

Amarres

Los amarres son formas de atar mastiles o troncos con cuerdas para formar estructuras (construcciones), las formas estan indicadas aquì:

 

Cuadrado: Sirve para unir dos leños o troncos en posición perpendicular y cuando las tensiones son asimismo per pendiculares entre sí, Se inicia con un nudo ballestrinque, de preferencia en el mástil que está en posición vertical, dando unas tres vueltas alrededor de los troncos y unas tres vueltas también para "ahorcarlo" entre los dos palos. Se finaliza con un ballestrinque en el otro palo (en el horizontal).

Diagonal: Sirve para fijar un ángulo entre dos mástiles y cuando la tensión es cruzada, "en forma de tijeras" cuando tiende a separar los palos, Es el amarre que une los mástiles diagonales y centrales de un caballete, para darle así la solidez requerida. Se inicia con un nudo Vuelta de Braza uniendo los dos mástiles en forma cruzada, se dan unas tres vueltas en esta dirección y luego otras tres vueltas en dirección cruzadas a las primeras. Luego se dan las vueltas entre los dos mástiles para "ahorcarla" y se finaliza con un ballestrinque en uno de los palos.

Redondo: Este amarre se usa para unir dos mástiles en forma paralela, de forma que pueda obtenerse uno solo más largo y cuando mas tensiones también van en direcciones paralelas. Se inicia con un ballestrinque en uno de los palos y se enrrollan los dos juntos, luego se dan un par de vueltas para ahorcarlo y se finaliza con un ballestrinque en el troco diferente al inicial. Algunas personas cruzan las sogas con los mástiles, entonces el amarre recibe el nombre de "amarre en forma de ocho. Sí deseamos unir dos mástiles a fin da unir uno largo usaremos un sólo amarre largo o dos cortos.

En Ocho: Es una variante del redondo. Se hace de manera similar solo que el cruce de la cuerda se hace entrecruzando la cuerda en los "palos", formando vuletas de ocho

Trípode: Es similar en procedimiento al amarre de ocho o al amarre redondo sólo que se hace entre tres palos y con el fin de lograr un trípode sólido el que puede servir de base para construcciones más complejas o para colgar objetos del trípode (por ejemplo un lamparín o una olla sobre una fogata, cuando se va a cocinar).