Himno Nacional del Perú

Jurada la independencia, el 28 de Julio de 1821, San Martín convocó a un concurso para la elección de una "Marcha Nacional del Perú", concurso al que se presentaron 7 composiciones de seis maestros de música de la capital. Salió triunfadora una de las dos composiciones presentadas por el maestro José Bernardo Alcedo, hermano terciario del Convento de Santo Domingo. La letra fue escrita para esta música por el poeta iqueño José de la Torre Ugarte.

El Himno Nacional se cantó por primera vez en público el 23 de septiembre del mismo año, en el Teatro de Lima, y fue entonado por la soprano Rosa Merino.

Hacia 1850 se hizo difícil saber cuál era la verdadera música del himno, pues circulaban varias versiones y los escritos con la versión original se perdieron. Así el músico italiano Claudio Rebagliati, con la ayuda del ya anciano José Bernardo Alcedo, reescribe la música del himno, en 1869.

Pasados los años, el gobierno peruano plantea cambiar la letra del himno por lo que se consideraba que la letra era ofensiva a España, nación con la que ya estábamos en paz, y porque su letra refleja un rencor y un tenor de guerra que ya no eran bien vistos. Así se encarga al poeta José Santos Chocano la tarea de escribir las nuevas estrofas. Sin embargo finalmente el sentir popular no aceptó el cambio de letra, pues la letra original refleja el recuerdo de quienes nos dieron la independencia.

El 26 de febrero de 1913, el Congreso de la República respalda la restauración realizada por el maestro Rebagliati en 1869 y promulga la ley 1801 declarando intangibles la letra y música del Himno Nacional.

Finalmente con Resolución del 18 de mayo de 2005 el Tribunal Constitucional y según el Expediente N.° 0044-2004-AI/TC proclama que las estrofas de Jose de la Torre Ugarte (I a VI) son intangibles y que la estrofa "Largo tiempo..." apócrifa y respaldada por la ley 1801 quedará como la número VII, en respuesta al respaldo popular, pero pudiendo cantarse las estrofas en el órden que se desee o disponga pero siempre manteniéndose la potestad del Congreso disponer cual debería ser cantada


Himno Nacional del PERÚ
(Según Resolución del Tribunal Constituciuonal del 18 de mayo de 2005)


LETRA__: José de la Torre Ugarte
MUSICA : José Bernardo Alcedo. 

CORO

Somos libres, seámoslo
siempre, y antes niegue sus luces el Sol,
que faltemos al voto solemne
que la Patria al Eterno elevo

ESTROFAS

I

Ya el estruendo de broncas cadenas
que escuchamos tres siglos de horror
de los libres el grito sagrado
que oyó atónito el mundo, ceso.
Por doquier San Martín inflamado
libertad, libertad, pronunció
y meciendo su base los Andes
la enunciaron también a una voz.

  II

Con su influjo los pueblos despiertan,
y cual rayo corrió la opinión;
desde el itsmo a las tierras del fuego,
desde el fuego a la helada región
todos juran romper el enlace
que natura a ambos mundos negó,
y quebrar ese cetro que España,
reclinaba orgullosa en los dos.

III

Lima cumple ese voto solemne
y severa su enojo mostró
al tirano impotente lanzado
que intentaba alargar su opresión.
A su esfuerzo saltaron los grillos
y los surcos que en sí reparo,
le atizaron el odio y venganza
Que heredara de su Inca y Señor.

IV

Compatriotas, no más verla esclava;
si humillada tres siglos gimió
para siempre jurémosla libre
manteniendo su propio esplendor.
Nuestros brazos, hasta hoy desarmados,
estén siempre cebando el cañón,
que algún día las playas se Iberia
sentirán de su estruendo el terror.

V

Excitemos los celos de España
pues presiente con mengua y furor
que en concurso de grandes naciones
nuestra Patria entrará en parangón.
En la lista que de éstas se forme
llenaremos primero el reglón
que el tirano ambicioso Iberino,
que la América toda asoló.

VI

En su cima los Andes sostengan
la bandera o pendón bicolor
que a los siglos anuncie el esfuerzo
que ser libres por siempre nos dió.
A su sombra vivamos tranquilos,
y al nacer por sus cumbres el so
l,
renovemos el gran juramento
que rendimos al dios de Jacob

VII
(de autoría anónima)
Largo tiempo el peruano oprimido
la ominosa cadena arrastro
condenada a una cruel servidumbre
largo tiempo en silencio gimió.
Mas apenas el grito sagrado
¡Libertad! en sus costas se oyó;
la indolencia al esclavo sacude
la humillada cerviz levantó.

Miniatura
Himno Nacional Del Perú,
las 6 estrofas según ley 1801, en YouTuBe

Bandera y Escudo del Perú      Honores a la Bandera       Himno Nacional del Perú