Hemorragias

Tenemos tres tipos de hemorragias:


Hemorragias Externas
Hemorragias Internas
Hemorragias Exteriorizadas

Veamos cada una:

Hemorragias Externas

Son aquellas en que la sangre sale al exterior del cuerpo por una herida. Sobre heridas y su curación en cada caso trataremos más adelante. En este caso lo que nos interesa es como tratar los casos sumamente urgentes.

Hemorragias Graves

en caso de presentarse una hemorragia grave (las mas graves son las hemorragias arteriales), se debe actuar con la mayor prontitud, estos son los casos más urgentes en los Primeros Auxilios pues de no detenerse una hemorragia, grave a tiempo el paciente podría morir en el lapso de un minuto e incluso menos, al perder toda su sangre por lo tanto la. rapidez es esencial..

Debemos intentar detener la hemorragia primero aplicando presión directa

PRESION DIRECTA

Colocamos un apósito (un trozo de tela esterilizado, de preferencia) sobre la herida, presionando luego con la palma de la mano. Si no tenemos un apósito (que podría ser una gasa o pañuelo) no debemos perder el tiempo buscándolo, sino que presionaremos directamente con la mano sobre la herida, aplicando UNA FUERTE PRESIÓN entonces y sin soltar la herida podremos buscar un apósito con un poco más de calma (recordemos que en este caso la infección es lo menos importante frente a la posibilidad de morir en menos de un minuto por pérdida de sangre), una vez que lo tengamos, lo sujetamos sobre la herida con un vendaje de presión, qué es un vendaje muy apretado» Si el apósito se empapa de sangre no lo debemos retirar. En este caso colocaremos otro apósito limpio sobre el primero» Si este se volviera a empapar colocaremos otro encima y así sucesivamente.

Para disminuir el riego sanguíneo en la zona trataremos de elevar la parte afectada por encima del corazón.

En caso de hemorragias capilares un vendaje de presión será una medida suficiente para detener la salida de sangre, lo mismo podemos afirmar con respecto a la mayoría de fas hemorragias venosas, pero en una hemorragia arterial muchas veces esta medida será insuficiente, teniendo que utilizar el método de presión indirecta.

PRESIÓN INDIRECTA:

consiste en la presión de las arterias que irrigan la zona afectada contra un hueso, de este modo se disminuye el flujo sanguíneo en toda el área, Los puntos del cuerpo en donde es posible aplicar esta presión se les conoce en primeros auxilios como "Puntos de presión arterial". Estos puntos son:

1/ Para hemorragias en 5.a cara, se presiona la arteria temporal delante del oído en el punto de presión facial.

2/ Para hemorragias en el cráneo se presiona la arteria carótida que sube desde a un lado de la traquea y pasa por el borde del maxilar inferior. También podemos presionar esta arteria en el cuello, junto a la tráquea y presionando contra la. Columna vertebral.

3/ Para hemorragias en el hombro se presiona la arteria subclavia, se comprime contra la primera costilla inmediatamente detrás de la clavícula. La presión de esta arteria disminuirá también el riego sanguíneo en brazo, antebrazo y mano

4/ Para hemorragias en el brazo presionaremos la arteria humeral en 3 puntos: Axilar (en el hueco del sobaco). Branquial (en el tercio medio del brazo, en la cara interna ) y en la parte de la unión entre el brazo y el antebrazo, atrás del codo.

5/ Para hemorragias en la mano se presiona la arteria radial en la cara interna de la muñeca.

6 / Para una hemorragia en el muslo recurrimos a la presión de la arteria femoral en el pliegue inguinal (unión entre la pierna y el tronco), La presión se hará contra el fémur aplicando el talón de la mano.

7/ Para una hemorragia en la pierna se presiona la arteria femoral en el tercio medio del muslo, en la cara interna.

8/ Si la hemorragia es en la pierna podemos presionar la arteria femoral detrás de la rodilla, en el hueco poplíteo.

EL TORNIKETE

En último caso, cuando la hemorragia no se no se puede detener por ningún otro medio debemos aplicar un GARROTE o TORNIKETE. El torniquete se aplicará un poco más arriba de la herida, entre ésta y el corazón, la colocación de un torniquete comprende los siguientes pasos:

1/ Se coloca una venda ancha arriba de la herida (la venda se puede improvisar con una pañoleta). Esta venda se ata con un nudo simple (medio rizo)

2/ Luego se colocará una vara encima del nudo y encima de esta se completará, con otro nudo (completando el rizo, pero con un palo en medio)

3/ Se hace girar la vara dándole varias vueltas, como quien cierra un cano, hasta que deje de sangrar en chorro. Se debe tomar en cuenta que debido a la circulación venosa de retorno la sangre seguirá saliendo por la herida hasta que el miembro quede exagüe. Esto se notará, en que la sangre deja de ser roja y salir con fuerza para ser de color rojo oscuro y salir sin fuerza.

4/ Se debe sujetar al palo con otro vendaje, más suelto, de modo que el torniquete no se afloje,

5/ Se debe colocar sobre el paciente una tarjeta con las iniciales "TK" y debajo la hora de aplicación del torniquete, de modo que sirva de indicación para. los médicos o recordatorio a nosotros mismos.

6/ .Si es posible se escribirá en la frente del paciente el mismo contenido de la tarjeta (las iniciales "TK" y debajo la hora de aplicación) en prevención que la tarjeta se pueda perder.

7/ Dar tratamiento para shock

8/ Lo más recomendable es no mover el torniquete, pero si no hay posibilidad de llegar a un hospital o de que recibe atención médica por algunas horas, se deberá aflojar el torniquete cada quince minutos durante un lapso de un minuto. El aflojar y apretar el torniquete llevará al paciente a un estado de shock "cardiovascular" o aumentará en él el estado de shock.

NOTA. -El torniquete es el último recurso que usaremos para detener Una hemorragia, puesto que este puede producir una gangrena, sólo se debe utilizar en el caso de que se deba elegir entre la muerte del paciente o salvarle la vida a costa de la amputación de uno de sus miembros.

En todo el proceso no debemos tomarnos mas de 30 segundos pues un tiempo mayor implicaría que nuestros esfuerzas sean inútiles


Hemorragias Internas

Se le llama así  a aquellas  hemorragias  en las  que  la  sangre  permanece  dentro del cuerpo, estos casos son siempre difíciles de observar, pudiendo presentarse los síntomas en forma tardía a la  formación de la herida.


Las personas que sufren de una hemorragia interna sufren de un fuerte shock, tendrán piel pálida, pulso  débil  y  rápido.  Algunas  veces pueden    presentarse    hematomas   ("chichones")   o   equimosis, "moretones".


En estos casos no podemos hacer mucho por el paciente. El riesgo de muerte es inminente y puede producirse en pocos minutos dependiendo de la gravedad de la herida. Solamente queda evacuar a un  hospital en forma inmediata (ya que el tratamiento incluye cirugía.) dando el respectivo tratamiento  de  shock.  Si  se  presentan equimosis  y hematomas se aplicarán compresas frías o hielo en la zona.


Hemorragias Exteriorizadas

Llamamos  así a aquel las hemorragias que   produciéndose  en  el  interior  y  sin  herida  externa, se manifiestan por el flujo de sangre a través  de  los  orificios naturales (naríz, boca, oídos, ano).

HEMORRAGIA  NASAL
Las causas pueden ser variadas, por ejemplo un golpe o por  una  brusca  elevación  de  la  presión  arterial.. El tratamiento consistirá en inclinar la cabeza hacia atrás, presionando con los dedos índice y pulgar el seno nasal por unos 5 minutos. Si se puede, aplicar compresas frías. Si la hemorragia no se detiene por este método o si se reproduce será necesario la intervención de un médico.

VÓMITOS Y ESPUTOS CON SANGRE
Pueden  presentarse  después  de  un accidente. En  este  caso  debe considerarse la posibilidad de una lesión interna. También se puede presentar en forma espontánea por lo que puede ser síntoma de alguna enfermedad. En todos estos casos el tratamiento sería el siguiente;
1/ Acostar al paciente en posición semi-sentada
2/  Inmovilidad absoluta
3/ Dieta absoluta
4/  Atención médica urgente

OTORRAGIA
Es la salida de sangre por los oídos pudiendo ser causados por  la rotura de los tímpanos (por ejemplo por el efecto de una onda explosiva producida en las proximidades). Si este es el caso  es probable que no sea de mucha gravedad pero debe ser visto por un médico para un diagnóstico exacto. La otorragia puede ser  síntoma  de fractura en la base del cráneo, si el caso es tal, el tratamiento será. el siguiente:
1/ Acostar al herido con la cabeza baja y sobre almohada blanda,
2/ Mantenerlo en inmovilidad absoluta y evacuarlo rápido pero cuidadosamente a un centro médico.

MELENAS
Es la salida de sangre por el ano y suelen ser de mucha gravedad, excepto en los casos de enfermos de hemorroides. El tratamiento es igual que en los vómitos con sangre.

SANGRE EN LA ORINA
Pudiendo ser de origen renal o por rotura de la vejiga, siendo esta posibilidad un síntoma probable de fractura en la pelvis (la que a su vez ha roto la vejiga de la orina). Es de gravedad y se debe proceder a una evacuación inmediata.