CUCHILLO      HACHA      EQUIPO GRUPAL     EQUIPO PERSONAL      BOLSA DE DORMIR      MOCHILA       CARPAS      AGUA EN EXCURSION      AGUA EN CAMPAMENTO      HIGIENE      LETRINAS      LEÑEROS      HORNOS      COCINILLAS      LAMPARÍN

La Mochila

La mochila es un equipo de gran utilidad y tal vez el más característico de los exploradores. Debe tener correas amplias para que no maltrate tus hombros y bolsillos externos para poder tener a la mano el equipo indispensable.

Además debe tener correas externas o argollas que te permitan adicionar cargas extras, y si es impermeable, créeme, te será util en mil climas y circunstancias.

Prefiere una mochila de gran capacidad (para evitarr llenarte de paquetitos externos), de preferencia que tenga una forma tubular alargada, lo que permite que el centro de gravedad este siempre mas cerca de tu cuerpo y con armazón de preferencia interno (el armazón permite airear tu espalda pero además permite soportar mejor las cargas, la ventaja de que sea interno es que de esta forma la mochila se "adhiere" a tu espalda, evitando perder el equilibrio)

La mochila preferida por estas características es la mochila de tipo andinista. Además de las características mencionadas la forma le brinda mayor estabilidad (por que sobresale menos de tu cuerpo que los modelos convencionales) cuando vas por terrenos difíciles. Mientras más cerca a tu espalda quede la mochila y menos sobresalga, menos esfuerzo harás al cargarla.

(Sobre el color de la mochila ver Notas sobre el color de los equipos)

Para empacar la mochila pon las cosas parecidas en sacos, así te será fácil encontrarlas, aún en plena oscuridad, usa un saco para ropa limpia, otro para ropa sucia, un saco para herramientas, un saco para raciones, etc. Si tu mochila no tiene armazón deberás colocar las cosas más suaves del lado de tu espalda (de preferencia el pocho o frazada), así evitaras dolores molestos. Las cosas que puedes necesitar en el camino deben ir arriba (una casaca impermeable por si nos cae la lluvia, de improviso, una linterna, y si tu lo tienes, el botiquín). Las cosas mas pesadas y resistentes colócalas en el fondo.

Si la bolsa de dormir o la frazada no entraron por ocupar demasiado espacio, llévalas enrolladas y envueltas con el plástico para el piso, sujetas por el protector de la mochila o amarrada alrededor de ésta como si fuera una herradura.

Cuando camines debes tener los brazos de preferencia libres, para que así puedas impulsarte al caminar. Inclina un poco tu cuerpo hacia adelante, eso te dará más impulso, y mueve los brazos vigorosamente. Para evitar el cansancio es muy bueno ir cantando, lo que te dará más energía para continuar. Evita respirar por la boca puedes ayudarte poniendo una piedra pequeña en tu boca (bien limpia por supuesto) o tal vez un caramelo. Cuando camines de noche tira un poco tu cuerpo hacia atrás, así te será más difícil tropezarte.

Si sólo dispones de una mochila pequeña, tipo escolar, y necesitas adecuarla para acampar puedes hacer lo siguiente: refuerza las costuras, tanto en las uniones con las asas o tirantes como en el cierre y las costuras laterales. Agregale argollas (pueden ser cordeles amarrados en círculo de 1.5 cm de diámetro) en la parte superior e inferior, por pares: normalmente dos a cada lado del cierre en la parte superior y dos del lado de la espalda y dos del lado del frente en la parte inferior serían suficientes. Las cargas extras van en bolsas grandes y atadas con cuerdas a la mochila a través de las argollas. Esto no dbe verse mal necesariamente. Si cuidas hacer las costuras con cuidado y usar sacos de tela (como los que se usan como fundas de carpa) y atas todo pulcramente, el efecto estético puede ser incluso agradable.

Suerte con tu mochila.