BADEN-POWELL     SAN JORGE     THOR HEYERDAHL     JOHN HARGRAVE     ERNEST THOMPSON SETON     WILLIAM HILCOURT     JULIO C. TELLO     DANIEL BOONE       ANTONIO RAIMONDI     HENSON Y LOS PEARY     AMÉRICO VESPUCIO        CRISTOBAL COLÓN        ERIC EL ROJO        H.M. STANLEY        DAVID LIVINGSTONE     TEODORO ROOSEVELT        HIAWATTA

Americo Vespucio
El hombre que dio su nombre anuestro continente

Américo Vespucio fue un navegante español, nacido en Italia, que exploró parte del litoral atlántico de América del Sur, y expuso la idea de que las tierras exploradas se trataban de un nuevo continente, y no parte de Asia como había creído Colón. Debido a esto el nombre América se difundió para el nuevo continente. Se puso el nombre en femenino al nuevo continente debido a que los otros tres existentes (Europa, África y Asia) lo tenían en femenino también.

Américo Mateo Vespucio o Amerigo Vespucci nació el 9 de marzo de 1454 en Florencia, hijo de Nastagio Vespucio, notario, y de Lisa Andrea Mini. Los Vespucci eran una familia acomodada cercana a la influencia de los Medici. Mas Américo y sus hermanos y hermana, Girolamo, Bernardo y Agnoletta, fueron dejados de lado por su madre que prefería ocuparse del primogénito Antonio.

Entre 1478 y 1480, el tío de Américo, Guido Antonio Vespucci, jurista de renombre y embajador de Lorenzo el Magnífico en la corte de Luis XI, decidió llevarlo a Francia para servirle en calidad de secretario de la embajada. Esta estancia en París permitió a Américo entrar en contacto con los personajes más ilustres de la Corte francesa y numerosos comerciantes florentinos, venidos a Francia por sus negocios.

En 1482, el padre de Américo murió y esto lo obligó a regresar a Florencia donde permaneció hasta 1491, para ocuparse de la sucesión familiar, como lo había pedido Nastagio en su testamento. Obtuvo enseguida un puesto de intendente en la Maison de Lorenzo de Pier Francesco (llamado el "Popolano"), una de las ramas de la familia Medicis.

En esa época la bella hermana de Amerigo, Simonetta Vespucci era amante de Lorenzo el Magnífico y su retrato fue inortalizado por Sandro Botticelli quien la usó como modelo en el célebre cuadro llamado El nacimiento de Venus.

La familia Medicis hizo comercio en toda la península ibérica. En septiembre de 1489, el comunicante de Lorenzo de Pier Francesco le informó de la mala gestión de las cuentas de Sevilla. El "Popolano" decidió entonces enviar hombres de confianza para restablecer el orden.
Es así que Américo marchó a Sevilla a comienzos del año 1492, para continuar trabajando desde allí para los Medici al cuidado de los intereses comerciales de esta familia en España. En Sevilla trabajó al servicio de Juanoto Berardi, florentino dedicado a la armazón y aprovisionamiento de barcos, entre ellos los utilizados por Cristóbal Colón en sus viajes al Nuevo Mundo.

Américo en esa época no tenía ya muchas relaciones con su familia, excepto con su hermano menor Bernardo por quien tenía mucho afecto. Se le conoció como amigo de las mujeres, pero enemigo del matrimonio, manteniendo relaciones efímeras con muchachas ligeras.

En abril de 1492, en el momento en que Cristóbal Colón y los Reyes Católicos firmaban las "Capitulaciones de Santa Fe" en Lugo, Berardi y Francesco Riberol (futuro banquero y amigo de Colón) esperaban ellos también para firmar un tratado que les autorizara a conquistar la isla de Palma.

Américo estaba presente en Barcelona cuando el Almirante Colón fue recibido triunfalmente de su primer viaje. Desde este día, Américo Vespucio y Cristóbal Colón mantendrían relaciones comerciales los primeros tiempos, después de amistad y de real confianza.

Al servicio de Berardi, Vespucio tomó parte en la tripulación de la segunda flota de Colón en ruta para las Indias, la cual reprendió la mar en Cádiz el 25 de septiembre de 1493. Al comienzo del año 1494, Bartolomé Colón se puso de acuerdo con Berardi y Vespucio para preparar el viaje que debía emprender en abril. Los acuerdos comerciales consistían en cargas de esclavos negros.

Bernardi era el comerciante florentino más influyente en Andalucía, tras la muerte de Berardi a fines de 1495, Vespucio tomo las riendas de los negocios y actuando como su albacea pudo disponer de los bienes necesarios para organizar una expedición a las Indias.

Vespucio llevó una flota de 4 navíos que salieron a la mar en febrero de 1496. Pero las naves naufragaron cerca de las costas de Cádiz, Rota y Tarifa. En junio de 1496, al momento en que Vespucio dio cuentas de su naufragio, Cristóbal Colón regresaba de su segundo viaje y entabló con el florentino grandes relaciones.

Luego Americo Vespucio formó parte de la flota española compuesta por cuatro naves que, en 1499, partió del puerto de Cádiz al mando de Alonso de Ojeda acompañado de Juan de la Cosa. Siguiendo la ruta del tercer viaje de Colón recorrieron la costa norte de Sudamérica. Cuando el grupo tocaba las costas de Guyana, Vespucio se separó de ellos y navegó hacia el sur, convencido que era el litoral oriental de Asia. Descubrió la desembocadura del río Amazonas y avanzó hasta el Cabo Consolación o de San Agustín en las costas del Brasil. De aquí regresó y reconoció la desembocadura del río Orinoco, pasó por Trinidad y por La Española.

De regreso a España trató de convencer a la corona española para que auspiciaran una nueva expedición. Sin embargo no obtiene el apoyo requerido, pues sería incumplir con el tratado de Tordesillas, y marchó a Portugal y se puso al servicio del rey Manuel de Portugal, quien lo apoyó en su segunda travesía. Partió de Lisboa el 13 de mayo de 1501 con tres naves. En agosto tocaron tierra firme y continuaron recorriendo la costa actual de Brasil hasta entrar el 1 de enero de 1502 en la bahía de Río de Janeiro. De aquí continuó su viaje hacia el sur llegando a la Patagonia cerca del estrecho que poco después descubriría Fernando de Magallanes. Vespucio regresó de este viaje convencido que las tierras descubiertas no eran parte de Asia sino un nuevo continente.

Sus viajes e ideas aparecen reseñados en sus cinco "Cartas", especialmente "Mundus Nuvus" y "Lettera di Amerigo Vespucii delle isole nuovamente ritrovate in quatto suoi viaggi".

En la primera de sus cartas, Mundus Novus, que dirige a Lorenzo de Pier Francesco en el mes de mayo de 1503, Vespucio cuenta su viaje bajo pabellón portugués. Habría dejado Lisboa el 14 de mayo de 1501, pasado el Cabo Verde y desembarcado sobre la "Tierra Firme" (entre Venezuela y Brasil). Él da cuenta de su impresión de encontrarse frente a un Nuevo Mundo.

La segunda carta de Vespucio está dirigida el 4 de septiembre de 1504 a Piero Solderini, Magistrado supremo de la República Florentina. Describió cuatro viajes hacia el Nuevo Mundo: Los dos primeros al servicio de los Reyes Católicos, y los otros dos al rey Don Manuel I de Portugal.

1° Cádiz, 18 de mayo de 1497 - 15 de octubre de 1498: Vespucio afirma haber tocado la Tierra Firme (16°N - 90°O), lo que retiraría a Cristóbal Colón la primacía del descubrimiento del continente americano. Pero los relevamientos no corresponden a ningún punto de la costa sino a un lugar que se encuentra en el interior de Honduras.

2° Cádiz, 16 de mayo de 1499 - 8 de septiembre de 1500: Esta expedición coincide con la de Hojeda que pasa por Trinidad y Honduras.

3° Lisboa, 10 de mayo de 1501 - 7 de septiembre de 1502: Es el viaje que describe en "Mundus Novus" donde habría sido el piloto de la expedición. Según esta versión, el objetivo del viaje era la búsqueda de un pasaje al sudoeste en una latitud que estaría cerca del estrecho de Magallanes.

4° Lisboa, 10 de mayo de 1503 - 18 de junio de 1504: Este viaje no es fácil de identificar. Tal vez corresponde al de Gonzalo Coello.

Los geógrafos, los astrónomos, los eruditos y los comerciantes pueden descubrir en las cartas de Vespucio informaciones preciosas (el uso de la coca, combates con tribus caníbales, la descripción de animales desconocidos, la utilización de la hamaca, etc...).

El cosmógrafo alemán Martín Waldseemüller quien trabajaba con el grupo trabajaban en una edición latina de la "Cosmografía" de Ptolomeo hizo mención a las noticias dadas por Vespucio (sobre todo en "Mundus Nuvus") en la introducción de esta obra, preparada y publicada en 1507 por la abadía de Saint Dié, en Lorena (Francia),

Waldseemüller decidió transcribir al latín la "Lettera" y la agregó como epilogo a su prólogo, anotando: "Mas ahora que esas partes del mundo han sido extensamente examinadas y otra cuarta parte ha sido descubierta por Arnerigo Vesputio -como se verá por lo que sigue- no veo razón para que no la llamemos América; es decir, la tierra de Americus, ricos, por- Américo, su descubridor". Waldseemüller completó su obra con un nuevo mapa del mundo, un planisferio, que añadió a su Introducción, en el que perfiló ya el nuevo continente. En la parte superior puso dos medallones con las efigies de Ptolomeo y Vespucci. Allí apareció por primera vez el nombre de América, junto con los de Asia, Europa y África. Los ocho libros de la "Geografía" de Ptolomeo se vendieron tan bien, que en 1507 se habían hecho ya seis ediciones de la misma.

Es así que el 25 de Abril de 1507, la obra de 52 páginas fue publicada, en la cual aparecen los mapas de las tierras recientemente descubiertos y los relatos de los 4 viajes de Vespucio.
El nombre de Vespucio aparecía sobre la tapa de la obra como siendo el descubridor del Nuevo Mundo. En el interior del libro, se decía que Américo había sido el primero en revelar estas tierras al mundo.

Waldseemüller menciona una nueva "cuarta parte de la tierra" (hasta entonces sólo 3 continentes se conocían; América sería la cuarta) y agrega como proposición personal, "que podría llamársele en adelante tierras de Américus o América, ya que es Américus quien las ha descubierto".

A partir de entonces comenzó a tomar fuerza el nombrar el nuevo continente como Americus o América en honor a Vespucio. Al principio refiriéndose exclusivamente a los nuevos territorios del sur del hemisferio pero eventualmente se extendió el uso del nombre también para los territorios del norte así como el istmo que une a ambas partes y las islas adyacentes.

A fin del año 1504, Vespucio se encuentra en Sevilla. La ciudad ha sufrido grandes cambios. Su amigo Cristóbal Colón cayó en desgracia; la reina Isabel la Católica está muerta. Vespucio no se hacía valer más que por su talento de escritor, entonces pasa también por un charlatán.

No obstante, en febrero de 1505, el rey de España nombra a Vicente Yáñez Pinzón y Américo Vespucio, capitanes de una próxima expedición hacia las Indias. Durante un año los dos hombres preparan el viaje, pero en noviembre de 1506 el rey Fernando muere y el proyecto es abandonado.

En 1507, Vespucio trabaja para la "Casa de Contratación" de la que deviene primer piloto. Su trabajo consistía en designar los pilotos y dibujar las rutas de las futuras expediciones. Esta tarea le impide navegar. Vespucio que esperaba ver con sus propios ojos otras maravillas debe contentarse de los relatos de otros descubridores.

Américo no tuvo más contactos con su familia. Su madre murió en 1509 y él mantuvo entonces algunas relaciones con sus hermanos Bernardo y Antonio. El 9 de abril redacta su testamento en el cual hace de sus hermanos sus herederos. Desde esta fecha la historia ha perdido el rastro de la vida de Vespucio. No sabemos nada más de él hasta que muere el 22 de febrero de 1512, posiblemente de las consecuencias de la peste que asoló Sevilla en 1510.