CUCHILLO      HACHA      EQUIPO GRUPAL     EQUIPO PERSONAL      BOLSA DE DORMIR      MOCHILA       CARPAS      AGUA EN EXCURSION      AGUA EN CAMPAMENTO      HIGIENE      LETRINAS      LEÑEROS      HORNOS      COCINILLAS      LAMPARÍN

Agua Potable en Campamento

En un campamento "fijo" o "de base" que dure varios días necesitarás de agua abundante para las diversas taréas de éste, y la higiene general dependerá siempre de tu disponibilidad de agua limpia.

Cuando instales tu campamento no te instales muy cerca de la fuente de agua, pues esta podría rebalsarse e inundar tus carpas y todas tus instalaciones y también puede traerte el inconveniente de los mosquitos (sobre todo si hablamos de un lago o aguas que corren muy tranquilas) pero no debes acampar tan lejos, tanto que el ir por el agua para cocinar u otros menesteres sea una autentica hazaña.

Tampoco debes bañarte corriente arriba de donde se saca el agua para beber, todos estos sectores deben estar determinados para evitar la contaminación del agua para beber.

Así, en un campamento ya no bastará con saber de dónde sacar el agua, pues como estarás en un lugar varios días conviene revisar a fondo la fuente de agua para evitar posibles incomodidades. Si tomas un sorbo de agua contaminada una sola vez tal vez no te pase nada, pero si con esa agua vas a lavarte, lavar tus platos , tu ropa, tus alimentos, vas a cocinar, vas a beberla, bueno, si durante cuatro o cinco días vas a usar esa agua "con problemas" algo podría sucederte ¿no lo crees?.

Por lo pronto recuerda desechar los pozos abandonados pues pueden estar infectados: nadie sabe que puede haber caido ahi.

Si debes llegar a utilizar agua de un río, que generalmente ya lleva de por sí una de suciedad, deberás primero filtrarla. Un método rápido (usado por B-P en el sitio de Mafeking) es cavar un hoyo a un lado del río, de este modo el agua filtrará a través de la tierra.

Primero el agua aparecerá turbia y deberás vaciar el hoyo. Conforme repitas esta operación el agua irá filtrando cada vez más limpia, hasta ser cristalina.

Una vez así obtenida el agua debes potabilizarla y para eso puedes hervirla o tratarla con pastillas (hoy en día será muy difícil encontrar agua que no necesite desinfección). Los detalles de este proceso los tratamos en el capítulo AGUA EN EXCURSION.

 

El filtrado es preferible realizarlo no sólo cuando se trata de un río, sino también en caso de arroyos, recuerda que esa agua la usarás varios días.

Un método más efectivo para el filtrado del agua es utilizar filtros preparados por uno. Coloca en un barril (o balde grande) con un hoyo en el fondo una serie de capas sucesivas de carbón, arena y gravilla, desde abajo hacia arriba. El carbón debe ser de leña (no mineral), del que sobra de tu fogata y por su gran poder absorbente servirá para retener las sustancias disueltas en el agua. La gravilla producirá un filtrado del agua, reteniendo los sólidos suspendidos y la arena hará una limpieza más profunda, reteniendo partículas microscópicas. Por supuesto tanto la arena como el carbón y la gravilla debes lavarlos bien antes de usarlos en tu filtro.

Una forma mejorada de hacer esto es realizar una canaleta (pede ser una caña hueca) que desvíe una porción de la corriente de agua del arroyo hacia un lado, de modo que obtienes una especie de caño que a la vez filtrará el agua. Para hacerla consigue la canaleta de un largo aproximado de un metro a metro y medio y coloca los filtros de carbón, arena y grava en el orden que ya conoces, luego abre el orificio en el canal y deja correr el agua.

Si vas a permanecer mucho tiempo en el lugar de campamento deberás renovar las capas de carbón pues su capacidad absorbente tiene un límite y podrían dejar de ser útiles. Del mismo modo deberás lavar otra vez la arena y la gravilla.

Recuerda que siempre es preferible tratar el agua por la posibilidad de alguna infección.

Recuerda una cosa más: las letrinas (y urinarios) deben estar alejados de las fuentes de agua potable, para que no contaminen el agua por filtración. Los basureros deben estar a la mano pero no tanto que atraigan a las moscas, es preferible que estén un poco alejados, y recuerda que trambién deben estar lejos de la fuente de agua pues pueden contaminarla.